Opinión

Un escenario complejo

Sergio De Piero, en su espacio habitual de Sentido Común en el aire de FRECUENCIA ZERO, hizo un recorrido por varios temas, desde la hipótesis de como funcionaría un sistema parlamentario en Latinoamérica hasta cuáles son los puntos claves para comprender el panorama nacional.

Ante la consulta de cómo sería la implementación de un sistema parlamentario en nuestro continente, el politólogo consignó: “El presidencialismo es más democrático que los sistemas parlamentarios, el primero habilita más discusiones en el congreso. En este tipo de sistemas hay una relación de 80/20 % de aprobación en relación a los proyectos que presenta el oficialismo. En Argentina la proporción es mucho más repartida, estamos hablando de un 60/40 %. Al presidente se le aprueba alrededor del 50% históricamente. En los países parlamentaristas se aprueban casi todos. Este sistema es hijo de la relación entre burgueses, la nobleza y el clero, existe para contrapesar el poder del rey, una realidad totalmente distinta a la de nuestro continente. Para que este sistema funcione, tiene que haber partidos fuertes, mucha disciplina partidaria.  En estos países, si un partido acuerda un voto, hay que votar como se acordó. Si alguien no vota así, se puede perder la banca, porque de otra manera es imposible gobernar. En nuestro países no están dadas las condiciones para que esto sea viable”.

Luego, el analista político enumeró cuáles son los temas a tener en cuenta en el contexto político actual: “Para mí hay tres temas. En primer lugar la pandemia, estamos en una situación bastante comprometida,  a pesar del agotamiento que tenemos todos, la cosa no está mejor y se está extendiendo a las provincias y el sistema sanitario sigue teniendo límites para hacerle frente a la enfermedad.”

El segundo lugar, De Piero señaló el tema económico : “Venimos desde un escenario complicado, de una crisis que generó muchas cosas. Se ha sorteado nada menos que el tema de la deuda, algo recurrente en la historia argentina. Se ha hecho un gran acuerdo, se han corrido una cantidad de vencimientos importantes y quitas. Hay una diferencia entre los bonistas quiere que le paguen más y el FMI, que quiere garantías, como es monitorear la políticas públicas. Sumado a que el sistema internacional está detenido , no  hay circulación de capitales  y Argentina necesita generar divisas para comprar insumos afuera, por eso se tomaron las medidas de esta semana, en ese sentido. Hay un montón de bienes y servicios que contratamos mediante los dólares. En un mercado mundial casi paralizado, esos dólares no llegan. Para que tengamos una idea, nuestro principal socio comercial es Brasil, que no pudo crecer, entonces hay un estancamiento.”

Por último, el columnista apuntó a las actitudes de algunos sectores radicalizados del arco opositor: “Me preocupa la escalada verbal de la oposición: el discurso de que estamos en una dictadura, que no funcionan los tres poderes y las declaraciones en ese sentido, ensucian mucho al ámbito político y no traen nada bueno para el debate. El otro día una diputada de Cambiemos felicitaba a la presidenta de facto de Bolivia por renunciar a la candidatura, cuando en realidad llegó al poder por un golpe de estado, esperemos que estas cosas no se sigan naturalizando.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba