Diferentes organizaciones convocaron a una marcha en Plaza de Mayo para reclamar la inmediata liberación de los detenidos durante los disturbios por el tratamiento de la Ley Bases en el Senado. De un total de 33 detenidos, la jueza Servini de Cubría ordenó excarcelar a 17, pero el fiscal Stornelli ordenó que 14 de ellos vuelvan a ser encarcelados. Entre denuncias de arrestos arbitrarios, las personas ya fueron trasladadas a cárceles comunes, algo insólito, sobre todo en cuanto a protestas sociales.  

En diálogo con FRECUENCIA ZERO, el abogado Guido Miele Sole, integrante de CORREPI (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional) y defensor de Juan Pablo Colombo, uno de los detenidos, calificó la situación de “grave y urgente” y explicó los delitos que se les imputan a los detenidos: “se los está acusando de intimidación pública, incitación a la violencia colectiva, sedición, atentado y resistencia contra la autoridad y perturbación del orden de sesión de cuerpos legislativos, es decir, hicieron un gran encuadre jurídico pero en realidad es una causa política, son presos políticos”, resaltó.

En este sentido, alertó sobre los traslados al servicio penitenciario, algo “completamente anormal”: “una persona que comete un delito aberrante puede ser detenido y pasar un mes en una comisaría, pero acá tenemos compañeros que ya fueron trasladados a Ezeiza, Madariaga o Devoto”, afirmó. Asimismo, aclaró que “las detenciones fueron al azar” y que “no están vinculadas a ningún episodio de violencia”, como las que se vieron en televisión: “tanto las indagatorias como excarcelaciones hablan de cuestiones generales, simplemente por participar de la marcha y estar en ese momento y en ese lugar; ninguna de las resoluciones individualizó a las personas detenidas en estos hechos”, agregó.

Escuchá la entrevista con Guido Miele Sole en FRECUENCIA ZERO y compartí.

Relacionadas