Diego Montón, referente del Movimiento Nacional Campesino Indígena y parte del Foro Agrario Nacional, brindó su mirada del caso Vicentín y señaló la importancia de una definición por parte del Estado.

Diego Monton

A favor de la idea que el Estado tome cartas en Vicentín, el referente campesino hizo mención a la idea de expropiar la empresa. “El Estado debe hacerse cargo de Vicentín más allá de la herramienta por la cual pueda avanzar en ese sentido”, afirmó Monton.

“Patircularmente Vicentín es una empresa quebrada que ha dejado un tendal de productores y acreedores y que tiene una deuda millonaria con entidades financieras nacionales como el Banco  Nación. No se trata de una política expropiadora por parte del Gobierno”, explicó Monton, al aire de FRECUENCIA ZERO.

Para el referente campesino una de las soluciones posibles es una gestión mixta de la empresa “entre cooperativas y el Estado para ir repensando Vicentín, en beneficio de los productores pero también en las necesidades argentinas”.     

Relacionadas