Ya se juntan en el canto y se empiezan a encender, se vienen de todas partes, hoy vienen todos a ver«. La Furia de la Bestia Rock estacionó en el pueblo de Pergamino en el día de la patria, un 25 de Mayo, para así dar el segundo «banquete Rengo» del año ante casi 50mil personas.

Con el escenario montado en el Circuito «El Panorámico», La Renga puso primera y no paró por 2hs y media. Con un listado de 28 temas, donde se pasearon por distintas épocas de los casi 25 años de historia, tiraron clásicos como Bien Alto, El Terco, La Razón Que Te Demora, Lo Frágil de la Locura, y también algunos no tan clásicos como Cortala y Olvidala que casi hace piantar un lagrimón a más de un Rengo de ley que no escucha ese tema en vivo desde hace años.

Como es costumbre en cada banquete la escenografía marca algo en particular, y en este caso se podía apreciar la totalidad del escenario con la montura de una bandera Wiphala y una escultura inflable que abrazaba la batería de «Tanque» Iglesias, la misma simulaba un Aborigen de un Pueblo Originario que tenía como cadena el Rayo que conforma del logo del último trabajo de estudio de la banda.

Como viene sucediendo desde Diciembre del 2011, en aquel Rosario inicio de gira de Algún Rayo, la banda invita al mítico Nacho Smilari quien despliega su magia en Poder, tema que participó en la realización de estudio, y también fue inviitado en un momento donde Chizzo mencionó «Esta es la última oportunidad para que puedan abrazar, besar, mimar a la señorita que los acompaña, desplegamos un Blues» y sonó Dioses de Terciopelo, uno de los más «melosos» que tiene la banda del barrio de Mataderos en su repertorio.

Para el cierre solamente quedaba El Final es en Donde Partí y las palabras de agradecimiento «Al pueblo de Pergamino, que por primera vez recibe semejante multitud de gente, vamos a demostrarle que podemos hacer esto sin ningún disturbio, volver tranquilos, respetar a todos. Una señora que me crucé estaba preocupada y le dije: Señora, no se preocupe, son jovenes un tanto desaliñados, pero son buenos chicos«, con estas palabras y el infaltabable Hablando de la Libertad, la banda de Chizzo, Tete y Tanque Iglesias, demuestra que el power trio está más potente y unido que nunca, esto demuestra que la amistad pasa más allá de los años, la plata no separa a nadie, y si ellos piensan en alguien es en el público, no en beneficio propio y en creerse superior al resto. Por muchos más años de La Renga juntos, esto sí hace bien al Rock and Roll del país.

Fotos Gentileza: Fede Closs

Jairo Pérez

Relacionadas