Y el Punk Californiano estacionó un Domingo de Septiembre en Buenos Aires, tuvieron que pasar casi 5 años de aquella visita en el año 1998 en un festival auspiciado por una empresa de telefonia celular, pero para todos hay revancha, y aquellos que se perdieron ese show tuvieron su oportunidad el Domingo en el Estadio Cubierto Malvinas Argentinas.

Con 2 Minutos como banda soporte, The Offspring salió a escena a romper todo (en lo que desgaste físico se refiere) desde el minuto 1 hasta el minuto 70. 1 hora 10 minutos de show bastaron para que dejaran a la gran masa satisfecha y sin problemas de ningún tipo a la hora de finalizar el show.

all I Want fue el encargado de darle play a todos los celulares presentes y al pogo interminable que iba a haber durante los 20 temas que la banda preparó. California Sun de Ramones sería el cover de la noche. Original Prankster hacía mover los puños hasta del más timidón que estaba sentado en la platea y los pies de aquel jovato que se va al fondo del campo para disfrutar mejor del sonido y la vista completa del escenario, que posaba la típica calavera “Offspringuera” y se multiplicaba x cientos en las remeras de los casi 7 mil presentes que agotaron el campo y dejaron pocos remanentes en las plateas.

Hit That, Americana,  cumplía con su cometido y eran de los más coreados, pero el Hit de la noche sería Pretty Fly For a White Guy, donde más de uno revivió sus diecipico y veintipico, por allá en los 90, cuando el Punk no era una moda (o no tanto como ahora) y lo más pirateable era tener un casete copiado de otro casete en la casa de algún amigo buena onda que compartía el arte.

Para el cierre Dexter y Cia. tenían preparado 2 bises, Head Around You y Self Esteem serían los encargados de dar cierre a una presentación impecable, donde a los integrantes de la banda, con sus casi 50 años cada uno, se los veía de la mejor manera, con la voz de un Dexter igual a la de los discos de estudio y un sonido digno de elogiar. Esperemos contar con visitas individuales así por mucho más tiempo, y no la reclusión de bandas en una grilla donde no se puede apreciar de lleno el show que tienen por brindar.

Jairo Pérez

{gallery}galeria/Offspring{/gallery}

Relacionadas