En 1969 Mick Jagger tenía novia oficial, Marianne Faithfull, al tiempo que mantenía en secreto una relación con la cantante Marsha Hunt, que sería madre de su primera hija.

En ese año, el cantante de los Rolling Stones viajó a Australia para participar en el rodaje de una película, desde allí le envió varias cartas a Hunt, que esta subastará el próximo 12 de diciembre en la sede londinense de Sotheby’s. El motivo por el que Hunt vende las cartas es que está arruinada y necesita dinero. Según Sotheby’s, esperan obtener entre 70.000 y 100.000 libras.

 

En las cartas, además de documentar su secreta relación, Jagger muestra “sus preocupaciones por la muerte de Brian Jones y el intento de suicidio de su novia Marianne Faithfull”, dice Hunt. Y ofrecen una imagen “muy diferente de su personaje público: apasionado pero independiente, lírico pero con un gran sentido de la ironía”, añade un responsable de la sala de subastas.

 

 

Relacionadas