Otro banquete más y un cierre de mini gira más que nos da La Renga, en este 2013 donde siguen llevando Algún Rayo a todos los recovecos del país. No estabamos en la Islas Malvinas, pero en la tarde que pasamos fuera del Estadio Polideportivo Islas Malvinas, el frío se hizo notar, y mucho.

La gira de Invierno debía finalizar y el lugar seleccionado para la misma fue la ciudad de Mar del Plata. Así como hace 1 año atrás, más precisamente en Mayo del 2013 la banda de Mataderos se hacía presente en el Campo Municipal de Deportes y llevaron más de 20mil personas, esta vez elijieron el estadio que se encuentra pegado a este campo, una cancha de basquet con plateas, donde tranquilamente ingresan unas 8mil personas.

El lugar esta repleto y solamente se conseguian tickets para platea, la gente desbordaba literalmente las gradas y por eso muchos optaban por lanzarse al campo antes de que el show diera comienzo, mientras las luces estaban apagadas. Los típicos golpes de Tanque a la batería y las imagenes que se proyectan por las pantallas dan inicio al banquete invernal, cierre de gira para La Renga, una vez más.

21.30hs ruge La Furia de la Bestia Rock y la gente sigue a coro cada uno de los temas que la velada iba a traer en esa noche. Invitados, invitados everywhere para este día. El primero en ser presentado es el ya amigo de la banda, Nacho Smilari, quien forma parte del staff fijo y está paseando por todo el país metiendo su guitarra en Poder, corte del último disco, Dioses de Terciopelo y Triste Canción de Amor. Acá invitaron también al gran Lalo Toral, mítico integrante de El Tri, quien se hizo presente con su teclado y también se lucieron, ambos, metiendo un tema atipico en el repertorio de la banda, Si Supiera Esa Niña, tema de los años 60, que bien supo hacer reconocido la banda La Barra del Chocolate.

Tito es un muchacho que se recorrió todos los KM que la banda hizo en esta gira, pasando por La Pampa, Neuquen, Comodoro Rivadavia, Puerto Madrin y el cierre en Mar del Plata, “Loco, voy a presentar a este chabón que nos acompañó durante toda la gira, siempre lo vi en el mismo lugar, en el medio adelante de todo sobre el vallado. Se banco el mismo las entradas y los viajes, nunca mangueo nada a nadie. Y como muchos de ustedes hace el esfuerzo por venir a alentar y disfrutar de los banquetes“, así hacían subir a Tito, un muchacho de 41 años, “no es ningun pendejo, eh!” reconocia Chizzo y dedicaba a él y a toda la gente que se hace presente recorriendo cientos de Kilometros MotorAlmaySangre.


Para ir cerrando invitaron a Beto Cerioti, bajista de Almafuerte y a Ale Kurz, guitarra de El Bordo, a que colaborarán en Oscuro Diamante, lo que daba como finalizado el show, pero dejaba los bises al pie del cañon, esperando que la banda siga haciendo agitar a la masa. Panic Show hacía rugir al león y Garofalo era invitado para meter su Saxo en Psilocybe Mexicana. Para el cierre solamente quedaba El Final es en Donde Partí para irse Hablando de la Libertad. Sin dudas La Renga deja enmarcado que de la mano de ellos el Rock and Roll no morirá jamás.

@Jairo Pérez

{gallery}galeria/LaRengaMDP{/gallery}

Relacionadas