Germán Sasso, Periodista de La Brújula 24 de Bahía Blanca, se refirió a la investigación sobre la desaparición de Facundo Castro.

Germán Sasso

A 81 días de la desaparición de Facundo Astudillo Castro, residente de la localidad de Pedro Luro, la querella sostiene que fue una desaparición forzada por parte de las fuerzas represivas del Estado.

Las hipótesis sobre la presunta desaparición forzada tienen su fundamento, en la aparición de una foto en donde aparece Facundo siendo infraccionado por un patrullero de la policía bonaerense por el incumplimiento de la cuarentena, el 30 de abril en la ruta que une Pedro Luro con la ciudad de Bahía Blanca.

Las versiones de los testigos indican que: “Tras el reten de la foto, a 2500 a 3000 metros Facundo fue abordado por otro patrullero con 2 efectivos que lo suben a vehículo y desde ese momento no se sabe más nada de él”, sostuvo Sasso al aire de FRECUENCIA ZERO.

Sin embargo los GPS de los móviles policiales no corroboraron la versión de los testigos, lo que torna la investigación, más compleja aún. Se desprenden entonces 2 hipótesis contrapuestas: “Si los testigos dicen la verdad, o si los GPS de los móviles fueron manipulados para proteger a los policías”.

Otro de los datos que es estudiado por la justicia federal, es la actividad del teléfono personal de Facundo que, según afirma el periodista, “alrededor de las 21 hs del 30 de abril”, momento en que Facundo fue visto por última vez, “dejó de tener actividad y fue captada su señal por antenas de Bahía Blanca”.                   

Relacionadas