Con entradas agotadas y antes de lanzar su nuevo disco, Las Pastillas del Abuelo presentaron ayer, 2 de julio, una increíble fiesta pastillera en el gran estadio Luna Park. 
 


A las 21hs, tal como estaba citado el público, la banda liderada por Juan “Pity” Fernández comenzó un viaje musical que narraba la historia de sus primeros discos, su evolución a través del tiempo e incluso la presentación de dos temas nuevos. La noche inicio con un sello bien argentino: una payada. Luego los integrantes aparecieron en el escenario y las sonrisas, cánticos y manos en el cielo colmaron el lugar. 
Tal como prometen siempre en sus recitales, la fiesta se llevó a cabo con bombos, platillos, globos y banderas. Además, hubo artistas invitados y la infaltable presencia de “la 20”, un grupo de amigos y seguidores de la banda.
El recorrido histórico comenzó con temas inéditos como “Mi mamá y mortadela”, “loco por volverla a ver” y “me han dicho”. 
Comenzando la cronología discográfica, continuaron tocando temas de su primer disco, Por colectora, que incluyó éxitos como: “Cubano”, “La casada”, “Peldaño”, “Saber cuando parar” y “Cerveza”. Entre tema y tema, Pity aprovechó para recordar los viejos recitales que realizaban en la costa y los shows en El teatro de Flores. 
Para cambiar de periodo el cantante entonó la misma canción que utilizaban en aquellos primeros momentos junto al coro que acompañaba al tema “Calipso”. 
El Disco Rojo continúo el hilo conductor de la noche, acompañado de un mayor juego de luces que simbolizaba el crecimiento paulatino de Las Pastillas. Sonaron temas como: “Los oportunistas”, “Enano”, “Desde la postura”, “Locura y realidad” y “Por colectora”, entre otros. Al igual que en cada presentación, Pity le dedicó la canción “Viejo” a su papá. Para realizar la próxima transición el cantante utilizó el mismo recurso. Para esa ocasión el tema elegido fue: “Lo más fino”. 
El ciclo nuevo le cedió paso a Crisis, donde se cantaron temas como “¿Dónde esconder tantas manos?” y “¿Qué vicios tengo?”. Al compás de la música y con un estadio repleto coreando las canciones, Pity remarcó que aquellas canciones significaron un salto grande en la historia de la banda ya que fueron las primeras que se hicieron eco en la radio. Sin embargo, uno de los auges de la noche fueron los colores celeste y blanco que colmaron el ambiente con la canción dedicada a Maradona: “¿Qué es dios?. 
Habiendo pasado casi dos horas de show la banda todavía no estaba lista para terminar. Continuaron con su último disco Versiones, con el cual mostraron los cambios que realizaron en temas antiguos como: “Me juego el corazón”, “Contra viejo y marea” y “Amar y envejecer”. 
La lista de cds ya se había acabado, pero Las Pastillas aún tenían mucho para dar. Por eso, como ya habían adelantado, aprovecharon para sorprender con dos temas nuevos, que están incluidos en el próximo lanzamiento discográfico. 
A pesar de que el público bailo los nuevos temas, la noche no podía culminar sin un gran coro. Por eso, para dar por terminado el show de tres horas, el líder de la banda decidió que la noche debía cerrar con ”Otra vuelta de tuerca”. La fiesta pastillera definitivamente tuvo un éxito rotundo, sin embargo, la despedida fue un “hasta luego”, ya que el domingo 3 de julio Las pastillas también prometieron otra gran noche para recorrer su historia, sin repetir canciones.

Por Charise Yudewitz

Relacionadas