Sociedad

La ciencia de la pobreza

El presidente Alberto Fernández le tomó el pasado lunes la jura al flamante ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, que reemplazará a Roberto Salvarezza. 

Salvarezza, en conjunto con otros integrantes del Gabinete, como Eduardo De Pedro, puso su renuncia a disposición de Fernández luego de la derrota del Frente de Todos (FdT) en las elecciones primarias. 

Por su parte, en diálogo con FRECUENCIA ZERO, uno de los miembros de la organización CONICET Autoconvocado, Gonzalo Sanz Cerbino, destacó que el sector más cercano a la vicepresidenta Cristina Fernández del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) se había sorprendido con el alejamiento del exfuncionario. 

No obstante, Sanz Cerbino detalló que los sueldos del CONICET habían tocado el piso más bajo en los últimos 20 años bajo la gestión del FdT; y que, en la campaña de 2019, el ahora oficialismo había prometido que el presupuesto para la ciencia alcanzaría al 1,5% del PBI en ocho años. pero, según él, Salvarezza estiró ese tiempo por dos años más. 

Además, el especialista señaló que los becarios y los administrativos percibían una remuneración que estaba por debajo de la línea de pobreza, y, en su teoría, no eran absorbidos por la carrera de investigación. En 2019, se inscribieron en la carrera 770 postulados de 2300 posibles; mientras que, en 2015, lo habían hecho 914 de 1.400. 

Al mismo tiempo, Sanz  Cerbino advirtió que había fanáticos que comían polenta e igual aplaudían, y que el FdT había vendido que todo el sector creía en sus ideas. Sin embargo, resaltó que las promesas hechas en 2019, luego de que el exmandatario Mauricio Macri agravara la situación ya en declive del CONICET, no se cumplían. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba