Sociedad

En la Ciudad no todo marcha sobre ruedas

Irene Fernández, presidenta de la Asociación de Ciclistas Urbanos, comentó en diálogo con FRECUENCIA ZERO la situación del sistema de EcoBicis y la drástica reducción de estaciones en una época donde este servicio es más necesario que nunca.

En primer lugar, Fernández de dedicó a contextualizar el estado del sistema público de bicicletas, según las distintas decisiones que se tomaron en los últimos tiempos: “Con el tema de Ecobici se dió algo totalmente opuesto a la política de fomento del ciclismo urbano que sostenía el Gobierno de la Ciudad. Realmente nos sorprende, lo hemos conversado con ellos y reclamado, pero aún no tenemos respuestas claras sobre el porqué se ha desarticulado esto. Para explicar la situació: el sistema cambió de algo que era totalmente estatal a concesionarse a una empresa privada, Tembici, que es de Brasil. Aunque no nos gusta las privatizaciones, era una empresa con experiencia, con bicicletas diseñadas para este tipo de sistemas, pero empezó a decaer. Se fueron rompiendo las bicicletas, no se reparaban y no se repusieron. En 2019 se decía que había alrededor de 4000 bicicletas en EcoBici. En 2020 todo explotó para mal. Empezaron a retirar los puestos, fue sorprendente. Ahora con la pandemia, que se fomentó mucho el ciclismo, se había incrementado la cantidad de gente que andaba en bici y también las ventas. Pero con EcoBici realmente fue un misterio lo que pasó: se retiraron la mitad de las estaciones. Actualmente hay 200 puestos, cuando había 400. Anunciaron que iban a quedar 2000 bicicletas de las 4000 que se decía que había, pero personas que hacen los chequeos de estos datos aseguran que este número se redujo a 800 bicicletas, lo que paso es algo inaudito”.

Además, agregó otros puntos que conspiraron con el buen funcionamiento del servicio: “Cambiaron varias cosas con el sistema: bajaron a 30 minutos el uso de bicicletas, es muy poco, la Capital Federal es muy grande y solo se puede hacer un corto trayecto en ese tiempo. Si te excedías de ese lapso, después había penalizaciones económicas. Es triste esta situación. En este momento cuando más se necesita promover el ciclismo, que la personas usen la bicicleta y si no tienen una, que puedan tomar prestada una del Gobierno para después animarse a comprar la propia, que sería la idea de estos sistemas. Entonces, realmente no se entiende”.

Sobre el argumento que puso el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para sobre los robos y daños causados a la bicicletas, la titular de la Asociación de Ciclistas Urbanos expresó: “El vandalismo ocurre en todos lados, en Mataderos, en Francia y también en España. Esto no es desconocido, la empresas que ponen la bicicletas en el espacio público tienen que saber que se pueden romper o las pueden robar y tienen que lograr que el sistema impida de la mejor manera posible este tipo de situaciones. Es cierto que se retiraron la mayoría de la zona sur, hubo una presentación de legisladores en ese sentido, para que las vuelvan a reponer, es injusto que discrimen un área, no corresponde. Si se detecta que hay más vandalismo, tendrán que hacer algo en respecto del cuidado de los bienes, pero no por eso quitarlas y evitar que las personas las utilicen. Luego vino la pandemia y se desdibujo toda la situación, empezaron a retirar las estaciones de varios lados de la capital . Realmente no se comprende esta decisión.”

Por último, Irene Fernández hizo referencia a las instancias de diálogo con las autoridades de la Ciudad y el trabajo articulado para fomentar el ciclismo urbano: “La Asociación de Ciclistas Urbanos tiene más de 25 años, venimos trabajando desde siempre con los distintos gobiernos. Nos parece importante el diálogo, trasmitir nuestra experiencia y colaborar. Particularmente tenemos un espacio con los ciclistas para detectar las necesidades y por otra las transmitimos al Gobierno. Este año hubo reuniones virtuales, donde le hicimos llegar nuestras propuestas, una de ellas era hacer ciclovías por avenidas. Con todo lo que está pasando, les explicamos lo importante que era, más allá de que no era su política. Les explicamos que son los lugares por los que mejor se conecta la Ciudad, que por cuestiones de seguridad, iluminación, que las mujeres nos sentimos más seguros, tienen muchos aspectos beneficiosos, son las vías de comunicación más ágiles en la Ciudad. Esperamos que se logre poner una separación física, no solo la señalización horizontal con pintura, para más seguridad y comodidad, más allá de eso celebramos que se haya habilitado la circulación por ciclovías en las avenidas, son muchos los beneficios.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba