El ministro de economía de la Nación, Luis Caputo, anunció en su cuenta de X que el sector público logró un superávit fiscal en mayo de $1,1 mil millones, lo que permite al Ejecutivo acumular un excedente primario del 1% del PBI en los primeros 5 meses del año. Según el funcionario, el gasto primario acumuló una reducción del 31% en lo que va del 2024, en tanto los rubros con mayores recortes fueron los gastos de capital (-83%), las transferencias discrecionales a las provincias (-75%) y el resto de gasto corriente (-47%).

En diálogo con FRECUENCIA ZERO, la economista Aroma Julieta Vallejo resaltó que el caso de mayo fue “especial” porque “se registró un aumento de ingresos, lo cual es una buena señal para organismos de crédito y los mercados”. En este sentido, “el superávit de mayo fue posible más que nada por los bancos” que permitieron al gobierno recaudar en materia de Impuesto PAIS y Ganancias: “los bancos compraron el BOPREAL que permite girar dólares de Argentina a casas matrices del exterior, por lo que tuvieron ingresos por el Impuesto PAIS; además, los bancos tenían muchos bonos atados a la devaluación del dólar oficial y el salto devaluatorio de diciembre les generó un beneficio muy alto que se tradujo en que tuvieron que empezar a pagar más ganancias”, aclaró.

Sin embargo, alertó sobre la insostenibilidad de la recaudación en materia de IVA, debido a la etapa recesiva que atraviesa el consumo. En tanto, detalló que “los salarios se están recuperando porque se parte de una base muy baja”, pero que el problema central será el desempleo: “pueden haber más despidos y si bien los trabajadores ganan más, vamos a tener menos gente trabajando y eso puede impactar en precios, recesión y actividad”, agregó.

Escuchá la entrevista a Aroma Julieta Vallejo en FRECUENCIA ZERO y compartí.

Relacionadas