Dave Davies, guitarrista de los Kinks, lleva años negándose en rotundo a las propuestas de su hermano Ray de reunir la banda. Pero ahora se descuelga con unas declaraciones en “Rolling Stone” en las que asegura que hay un 50% de probabilidades de que los Kinks celebren su 50 aniversario con una gira.

“Yo diría que las probabilidades de que eso ocurra son 50/50”, explica Dave. Y añade que ahora “el balón está mucho más en el terreno de Ray”. Dave se reunió con Ray antes de partir a Estados Unidos para presentar en directo su nuevo disco en solitario. “Tomamos té justo antes de que yo me marchase a América, y él estuvo muy negativo, de mal humor y mezquino. Fue como caer en un agujero negro. No quería que yo regresara a América. Creo que es porque soy feliz, y estaba haciendo algo sin su aprobación. Siento que estaba triste porque yo era feliz. Es un hombre muy problemático”.

“Dicho esto, la verdad es que quiero hacer algo con Ray antes de que ambos nos desmoronemos y descompongamos. Le dije a Ray la semana pasada: ‘No nos queda mucho tiempo’. Pero no hizo nada… Ray es un gilipollas”.

 

Relacionadas