No sabemos que tipo de pastillas son, la duda va a quedar existencialmente, lo que se sabe es que son de las buenas.

Las Pastillas del abuelo, 10 años, Luna Park. Después de la fiesta que dieron en el Club Hípico a mitad de año, las fechas por distintos puntos del país, el cierre en Capital Federal tenía que ser a lo grande. Un Luna Park hasta la manija, público variado, chicas, chicos, adultos, abuelos, la familia entera se prendió en los festejos de esta década Pastillera.

Un presentador hizo de anfitrión y fue presentando uno por uno los integrantes. “Todo esto comenzó hace más de 10 años con La 20, con amigos”, el primero en salir fue “Bochi” a la guitarra. “Con el nombre del apóstol, entra Juan”, el baterista. “Este tira magia, es un mago”, Alejandro al teclado. “Lo bueno viene de abajo”, salía Santiago al bajo. “El de las cuerdas de Satanas”, Fernando Vecchio y la guitarra se asomaban por allá. “Vos, Joel, los vientos soplan caricias cuando suena tu saxofón” e Isaias, salían juntos, cuando “Todavía falta uno, el que nada te prohíbe, Pity Juan Germán Fernández”, y la banda completa estaba ya en el escenario para delirar a la monada entera.

El show iba a estar dividido en 3 etapas de 10 temas cada una, edad que cumplía la banda. “Intimidad”, aquellos temas que más representaban a la banda, decía Pity (Lo que no se ve, Historias, Enano, Amar y Envejecer, Ojos de Dragón, Diosa de la Transformación, Viejo, Duda, Casada y Ratón) durante los 10 temas se mostraron vídeos de la vida intima de la banda, se los veía en reuniones, juntes de amigos, etc. La segunda era la de “Crecimiento”, donde la banda veía que cada vez escalaba más y más alto (Mirá la Luz por Mí, Vuelta de Tuerca, Fuerza, Locura y Realidad, Dónde Esconder Tantas Manos, Contra Viento y Marea, El Fondo de tu Vida, Cambio de Tiempo, Viejo Karma, Me Juego en Corazón y Que Hago yo Esperando un Puto As?) en las pantallas se reproducian imagenes de recitales anteriores, tocando para pocas personas, sus primeros centenares, un Pity con pelo largo sorprendía a muchos, y para el cierrre tenían guarda la de “Exposición” los temas que sonaron, hits, se hicieron sentir más que el resto por los medios (Peldaño, Cerveza, Por Colectora, Viles Medios,  Postura, Gobiernos Procases, Qué es Dios?, Almafuerte, Tantas Escaleras y Que Vicios Tengo?) acá las imagenes eran de los medios, entrevistas, vídeos, aquellos que les brindaron una mano y le dieron espacio para ser lo que hoy son, no solamente gracias a los medios obviamente, pero que siempre sirve, aparte del talento.

“Lo que no se ve” dio pie a la fiesta, y si tienen algo para derrochar son canciones. La onda era comenzar bien arriba, clavaron “Historias”, “Enano” y “Amar y Envejecer” al hilo, las ganas de hacer pogo eran muchas, pero viendo como venía la mano era preferible seguir mirando el recital desde un sector privilegiado, la juventud estaba en el campo, ellos si que saben como compensar la magia que la banda larga desde arriba.

Invitados iba a haber de todos los colores. Barbi de Mama Chabela fue la primera en subir, metió la hermosa voz y su bella presencia en “Diosa de la Transformación”. Para “Viejo” subía la Murga. Martín Bauer de Los Molembos se prendía en “Casada”. A mitad de “Dónde Esconder Tantas Manos?” Subía el “Negro” García López, otro groso de nuestro Rock Nacional. Ale Kurz del Bordo tiraba “face” y talento para “Cambios de Tiempo”. En “El Peldaño” se copaba Maikel de Kapanga, hasta acá la mayoría de los invitados, esperamos no olvidarnos de ninguno.

lpda_25.jpg

El listado era de los mejores, más de 30 canciones (31 y medio, podría decir, teniendo en cuenta el cierre), el clima era el esperado, las luces, el humo, los globos, los papelitos, las narices de payaso, las banderas, las pelotas gigantes y hasta una muñeca inflable eran la decoración del estadio. Después de Maikel de Kapanga el Pity hizo alusión al “primer tema nuestro que sonó en las radios” y metieron “Cerveza”, que a esa hora y con la temperatura no venía nada mal. Alagos y mención para el productor de los discos “¿qué hubieran sido de Por Colectora, de aquel disco Rojo, de Crisis, de Versiones y de Desafios, sin la mano de Martín Bosa? Gracias por estos 10 años con nosotros! El 10” y el juego de palabras combinó con la remera que Pity lució casi todo el recital (intercambiando de a ratos con algunas que le daba el mismo público) y entonaron el himno que le hicieron a “El 10 Diego Maradona” ¿Qué es Dios?

Pareciera que hasta acá está todo dicho, bueno, en parte sí. Quedaban “Tantas Escaleras” y “Que Vicios Tengo” para completar las casi 3 horas de show. “En 2 minutos, tienen 5 minutos de sorpresa”, así se fueron, “Estuvimos meditando afuera en este minuto y vamos a cerrar como cerrabamos hace 10 años, con este tema que no tocamos hace años, sin ensayo, ni nada”, así volvieron y clavaron un puñal en el corazón del Pastillero veterano, aquel que los iba a ver a los clubes de barrio, que habrán visto como metían sus primeras decenas, centenas y ahora son miles, “El Sensei” era el tema que hacía 31 y “La Pachanga” de Vilma Palma, en una versión más rockeada, cerraba el listado completo, todo se difuminaba con el cantito de “¿Si esta no es la fiesta, la fiesta dónde está?”, folletos que hizo la producción con saludos y reconocimiento de la banda a todos sus integrantes, ayudantes, y gente se repartían a la salida y la gente se iba feliz, fulminada, pero feliz.

@Jairoska

 

{gallery}galeria/PastillasLuna{/gallery}

 

 

Relacionadas